Conoce a Yogesh, responsable de la Campaña de Sensibilización en temas de Seguridad.

Observa cómo Yogesh consiguió hacer realidad la carrera de sus sueños. Previamente había trabajado en Servicios Compartidos en India y en estos momentos es el Responsable de la Campaña de Sensibilización en temas de Seguridad en RU.


22 de marzo, 2018

I had a Dream, que había una plaza en Vodafone para mí.

Vodafone es una compañía global que conecta a millones de personas con sus seres queridos, a miles de empresas con sus oportunidades de negocio y a millones de cosas que conectan nuestro mundo. Somos una compañía que tiene una gran razón de ser: mejorar el futuro de comunidades en algunos de los lugares más problemáticos del planeta. ¿Qué significa dicha grandeza para alguien que trabaja en Vodafone? La naturaleza global de nuestro negocio y los sólidos programas de movilidad interna significan que tengo ante mí un «mundo entero de posibilidades» para explorar.

Empecé a trabajar en Vodafone en diciembre de 2010. Fui el primer miembro del departamento de marketing y comunicaciones de un centro nuevo de Servicios Compartidos en India. Fue como crear una start-up, con mucha energía y a buen ritmo, pero con un equilibrio que proviene del gran liderazgo que ha funcionado durante décadas en el ecosistema de mercado de Vodafone.

Trabajando en estrecha colaboración con dichos líderes (en un momento dado fui el miembro más joven que informaba directamente al CEO) y con mis homólogos en el grupo, empezamos a construir paso a paso la función de marketing y comunicaciones. Al tratarse de una organización de nueva creación, siempre había muchas cosas que hacer: crear la marca de la empresa, hacer partícipes a los empleados, reforzar la confianza de nuestros socios globales en servicios compartidos. Nunca hubo un momento de aburrimiento.

A lo largo de estos primeros años, mi desarrollo personal crecía a la par que la curva de crecimiento de los servicios compartidos (una de cada cinco personas que trabajan actualmente en Vodafone, lo hacen en servicios compartidos). Comenzando mi colaboración como asistente de dirección, fui escalando hasta gestionar un equipo pequeño pero muy potente.

Llegué a Londres por primera vez en diciembre de 2011 para asistir a la conferencia sobre Comunicaciones internas globales y visité la famosa oficina de Newbury, la sede central de Vodafone. Durante los siguientes años tuve algunas oportunidades más de viajar al Reino Unido y gracias al curso de interacciones inspiradoras con los compañeros del Grupo, surgió en mí el deseo de trabajar en un puesto global. Desde entonces seguí buscando el momento oportuno para hacer realidad mi ambición de movilidad internacional.

Cuando trabajas para una gran organización durante mucho tiempo, el cambio es la única constante. Durante los seis años que trabajé en Vodafone India, pasé por muchos cambios organizativos. Sobra decir que algunos de esos cambios representaban un reto personal y hubo momentos en los que sentí que me encontraba en un punto de inflexión en mi carrera. Era el momento de tomar una decisión: ¿elijo el camino fácil y me voy o me quedo para aprovechar la reputación que tanto me había costado lograr? Decidí quedarme porque aún no había conseguido lo que me había propuesto. No fue una decisión fácil pero fue la más sensata.

Fue en este momento cuando más apoyo recibí de mis compañeros y de mi jefe de departamento. Recuerdo que era el verano de 2016 en India y me encontraba guardando cama porque estaba enfermo. Aún no me había reincorporado cuando mi jefe me llamó para informarme de que había visto un proyecto global para el que necesitaban gente para trabajar a tiempo parcial. Tendría que realizar estas tareas junto con mi trabajo habitual. ¿Estás preparado para asumir este reto?, me preguntó mi jefe. Sí que lo estoy. Mi intuición me decía que aceptase.

Parte de mis nuevas funciones consistían en ayudar al departamento de Seguridad Corporativa del Grupo a crear activos que nos ayudaran a hacer que la seguridad resultara más atractiva para los compañeros.  Las relaciones que mantenía con mis colegas en India y el apoyo excepcional de nuestras agencias tuvieron como resultado un trabajo realmente bueno. En el momento en el que me embarqué en el proyecto, no sabía que este trabajo a tiempo parcial marcaría la hoja de ruta de mi futuro.

En agosto de 2016, el departamento de Seguridad Corporativa del Grupo inició un proceso de selección de una persona a tiempo completo para mejorar la sensibilización y formación en temas de seguridad. Opté al puesto a través del Programa de vacantes internas (junto con muchas otras personas) y logré hacerme con él tras varias rondas de entrevistas.

A finales de 2016, exactamente a los seis años de empezar a trabajar en Vodafone, me estaba preparando para trasladarme a Inglaterra y cumplir el sueño que había albergado durante tanto tiempo. Durante esos seis años de servicios compartidos en India, no sólo aprendí todo lo relacionado con mi trabajo, sino que también aprendí mucho sobre la vida y sobre cómo conseguir tus objetivos incluso cuando partes de la nada. ¿Lo habría conseguido si no trabajara para Vodafone? Probablemente no.

Llevo ya más de un año trabajando en el sede central de Vodafone. Mi puesto actual me ofrece la posibilidad de garantizar un futuro digital a los clientes y trabajo con compañeros fantásticos por todo el mundo. La adaptación al nuevo puesto, al país y a una cultura diferente ha sido rápida y sencilla gracias a mi nuevo jefe y al maravilloso equipo con el que trabajo. Al trabajar con el equipo de Seguridad Corporativa de Londres he podido apreciar la cantidad de ventajas que tiene formar parte de un equipo tan diversificado en el que respetamos y nos beneficiamos de las fortalezas y de las ideas diferentes de los demás.

La nueva visión de Vodafone consiste en trabajar en la creación de telecomunicaciones digitales. Nos estamos preparando para trabajar de otra manera, redefiniendo el rol que jugaremos en este nuevo entorno. Cada vez que entro en la oficina, estoy convencido de que aprenderé y haré algo nuevo. Lo que para otro es el futuro, nosotros ya lo estamos viviendo aquí en Vodafone.

En Vodafone, el futuro es apasionante. Ready? Yo sí ¿Y tú?